Organiza la cena de verano perfecta en tu jardín

Este verano, más que nunca, estamos deseando celebrar los reencuentros. Con la familia, con los amigos, con las personas que tanto hemos echado de menos estos meses. Y qué mejor manera de reencontrarnos que organizando una maravillosa cena en el jardín. Es uno de los mayores placeres que podemos disfrutar en esta época del año, una agradable velada familiar bajo la luz de la luna. Y además, nuestro jardín está en su momento de esplendor, deseando presumir de belleza y de color.

Pero un reencuentro tan importante no puede hacerse de cualquier manera. Hay que poner mucho mimo a la hora de organizar esta cena veraniega de reencuentro. Cuidar los pequeños detalles. Por eso, desde Jardineamos, te proponemos unos sencillos consejos para que todo salga perfecto. La ocasión lo merece, ¿verdad?

 

Prepara el jardín para que esté impecable

Lo primero es preparar el entorno. Tienes el mejor escenario posible, que es tu jardín. Y está en un momento ideal, justo después de la primavera. Para dejarlo perfecto y saneado solo tienes que cuidar algunos detalles que no te llevarán mucho tiempo.

Por ejemplo, revisar cómo están tus flores y plantas. Es posible que necesiten alguna pequeña poda, porque han crecido demasiado las ramas; también deberás retirar las flores y hojas secas; recoger ramas, hojas y demás restos que ensucien el suelo. Y por supuesto, regarlas, para que estén frescas y lozanas. A lo mejor también tus setos necesitan un pequeño recorte, si se han desmadrado mucho en primavera.

El césped es también protagonista de este escenario ideal. Aprovecha para cortarlo y regarlo un día o dos antes de la cena. Tienes el mejor aliado para dejarlo impecable sin que te tengas que preocupar: el robot cortacésped iMOW de STIHL. Cuida y corta el césped de forma automática. Sólo tienes que programarlo -de forma muy sencilla- y él solo se encargará de cortar la hierba en cada rincón de tu jardín, de manera impecable y totalmente silenciosa. Más cómodo imposible.

También tienes el mejor aliado para limpiar cómodamente y sin esfuerzo todos los muebles del jardín y del porche, el suelo y los caminos de piedra, las puertas, la terraza, la parrilla o la barbacoa (si la vas a utilizar)… Todo lo que imagines quedará impecable en un santiamén con las hidrolimpiadoras STIHL, gracias a su tecnología avanzada y sus múltiples accesorios.

Por último, no deben quedar a la vista herramientas o utensilios de jardinería, los juguetes de los niños, las bicicletas, restos orgánicos…  Es importante que todo esté en su sitio, bien recogido y ordenado.

Una mesa bonita, armoniosa y bien organizada

Que organices la cena en el jardín no significa que descuides la puesta en escena. Saca la vajilla bonita (si tiene color, mejor), los cuencos de madera, el mantel elegante, las copas buenas. Coloca los cubiertos y servilletas (de tela) con mimo. Añade algún detalle natural que armonice con la estética de la mesa: unos centros de mesa con plantas aromáticas (tomillo, orégano o albahaca) o pequeños jarrones con flores (que no sean muy altos, para no tapar a los invitados) son una magnífica opción. Puedes incluso fabricar tus propios servilleteros naturales con cintas de rafia, tallos de flores o una ramita de canela.

Cuida también la iluminación. El espacio de la cena debe estar bien iluminado, pero no en exceso. Puedes utilizar velas sobre la mesa (sin perfume), que proporcionan un ambiente muy agradable y además mantienen a raya a los mosquitos. También puedes añadir farolillos de papel, guirnaldas de luces o incluso antorchas de bambú, que dan un toque exótico al entorno.

Para una organización más cómoda y práctica, te recomendamos utilizar mesas de apoyo donde colocar las bebidas (tanto los cócteles de bienvenida como las copas post cena), los hielos y vasos, los aperitivos, los cubiertos de servir, etc. Así lo tendrás todo a mano y evitarás muchos viajes a la cocina.

 

No te compliques con el menú: fresco, vistoso y sencillo

En una ocasión como esta es importante que tú también disfrutes de la cena, y de la preparación, y no estés pendiente de unos platos demasiado sofisticados o complicados que te mantengan atado a la cocina. No quiere decir que no cuides también cada detalle del menú, pero tienes muchas opciones sencillas de preparar, vistosas y muy adecuadas a la época del año (frescas, ligeras y saludables). El truco es dar a cada una tu toque original, un detalle que la haga personal y diferente.

Si necesitas un poco de inspiración, te damos algunas sugerencias: gazpacho de remolacha, salmorejo de manzana, sopa fría de pepino con ajo y lima, tabla de quesos variados con uvas y nueces, tostas de aguacate con granada, semillas y pistachos, ensaladas de pasta o de legumbres, tomates rellenos de ensaladilla rusa, escabeches de salmón o ave, mini hamburguesas de roast beef con cebolla caramelizada… Y el resto lo dejamos a tu imaginación y a tus dotes culinarias.

Y un truco especial de Jardineamos para dar color, sabor y originalidad a tus platos: flores comestibles. Añade nuevos matices y aromas, un toque diferente para hacerlos más sorprendentes y atractivos a la vista y al paladar. En este post te lo contamos todo.

 

Un final perfecto para tu cena de verano

La guinda para rematar esta velada de reencuentro con la familia y los amigos es alargar la noche. Que continúe la tertulia. Que alguien saque una guitarra. Y si nadie se atreve, un poquito de música suave amenizará el resto de la noche. Ten preparadas las bebidas (ginebra, ron, whisky, vodka) y todos los accesorios: abundante hielo, rodajas y cortezas de limón y naranja, zumo de lima, botánicos, refrescos… Todo lo que necesites para celebrar la ocasión como merece, que tus invitados estén a gusto y se sientan felices. Como diría el chef Santi Santamaría, “convidar a alguien equivale a encargarse de su felicidad mientras esté con nosotros”.

Pues eso, ¡feliz velada y feliz reencuentro!

 

 

 

0/5 (0 Reviews)

Sé el primero en comentar

¿Tienes algún comentario?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*