Esta primavera, #quedateencasa… y en tu jardín

Desde Jardineamos queremos aportar nuestro granito de arena (o de tierra) para que estos días de confinamiento solidario se hagan más llevaderos. Así que nos sumamos al reto #quedateencasa y a todas las iniciativas (llenas de ingenio y de ilusión) que están surgiendo por todas partes para animarnos, entretenernos, divertirnos y mantener la moral bien alta, que es lo que nos hace falta. Mucha energía positiva.

Así que, si tienes la suerte de poder disfrutar de tu jardín o de tu terraza estos días de quedarse en casa, aprovecha para cuidar tus plantes y flores. La primavera ya está aquí y hay mucho que hacer. Así que, ¡manos a la obra! Aquí te damos unas cuantas ideas para entretenerte en familia.

 

En abril, la vida vuelve a tu jardín

Con la llegada del buen tiempo, tu jardín vuelve a florecer, a despertarse después del frío invernal (prima-vera significa primer-verdor); las plantas están deseosas de luz y calor, y las flores ya quieren asomar y presumir de colores y fragancias. Ahora es el momento de prepararlas para que unas y otras broten con fuerza en las próximas en los meses de abril y mayo. Estas son las tareas que tienes que hacer en las próximas semanas:

Recorta las hojas y los bordes secos de tus plantas de interior. Basta con una poda estética con cortes ligeros.

-Empieza a abonar las plantas en cuanto veas asomar los primeros brotes y yemas. Necesitan alimentarse bien en esta época de crecimiento.

-Aprovecha para trasplantarlas a una maceta de mayor tamaño, así crecerán con más libertad y fuerza.

-Empieza a regar con mayor frecuencia conforme suban las temperaturas.

-Si vas a plantar, es buen momento para las vivaces (crisantemo, buganvilla, dalia, geranio), que están en plena floración.

-Arranca los bulbos de otoño (jacintos, narcisos) y planta los de primavera (azucenas, dalias, gladiolos) para que florezcan en verano.

-Es también un buen momento para las trepadoras, que van a decorar con alegría tus paredes, y para las plantas aromáticas.

-Termina con las podas pendientes. Salvando los períodos de heladas o lluvias abundantes, debes terminar ya con la poda de árboles, rosales, hortensias, setos, frutales y todos los arbustos de floración estival.

 

Cuidado con las plagas

Ya sabes que la primavera es la época favorita de las plagas. Así que tendremos que estar atentos a los síntomas y las señales. Aquí te explicamos cuáles son las más comunes, cómo reconocerlas y cómo tratarlas:

Pulgones. Muy típica cuando empieza el calor. Estos pequeños insectos de diferentes colores los puedes detectar fácilmente en los tallos y el reverso de las hojas. Para eliminarlos rocíalos con insecticida sistémico o un caldo jabonoso casero y muy eficaz (2 cucharadas de lavavajillas y otras 2 de alcohol por cada litro de agua).

Hormigas. Son muy voraces y además facilitan la aparición de otras plagas, como el pulgón. Para eliminarlas, puedes optar por un pesticida específico; y para repelerlas, puedes crear una barrera protectora con canela, sal u orégano.

Cochinillas. Son insectos chupadores que se pegan a las hojas para extraer la savia. Dejan manchas blancas o marrones y una sustancia pegajosa. Para acabar con ellas, puedes frotar las zonas afectadas con un algodón empapado en alcohol o agua jabonosa, y si se han hecho fuertes, usa un insecticida sistémico.

Ácaros. Estas diminutas arañas se detectan por los tonos rojos o marrones que dejan en las hojas. El mejor remedio es pulverizar la planta con agua y mantenerla bien hidratada.

Mosca blanca. Se alimenta de la savia del envés de las hojas (pierden color y se abarquillan), y es allí donde pone los huevos. El remedio más eficaz es pulverizar la planta con agua jabonosa. Y si aparece una mariquita, déjala actuar: es su mayor depredador.

 

Adiós a las malas hierbas

Pueden ser tu peor pesadilla en primavera. Para evitar que aparezcan, en los terrenos vacíos usa herbicidas. Y para inhibirlas, una capa de acolchado o una malla antihierbas. Si ya no estás a tiempo de un tratamiento preventivo, las tendrás que extraer conforme vayan apareciendo. No dejes que crezcan y se hagan fuertes, ya que con la primavera retoman su vitalidad. Si ya no te queda más remedio, tendrás que utilizar herbicidas selectivos.

 

Aprovecha para podar los setos

La primavera es uno de los momentos clave en la poda de setos y arbustos, para que luzcan frondosos, bonitos y saludables. Además de darles forma y frenar su rápido crecimiento en esta época, en esta primera poda del año el objetivo es conseguir un follaje más denso y fuerte.

Pero, ahora que vas a tener un poco más de tiempo para dedicar a tus plantas, te proponemos que aproveches para sacar el artista que llevas dentro. Puedes empezar a practicar el arte topiario, esto es, dar forma a los setos para que queden más estéticos y originales. No hace falta que te compliques mucho, empieza por formas sencillas y luego ya vas creciéndote poco a poco. En este post anterior te contamos algunos trucos.

 

Plantas medicinales para reforzar tus defensas

Ahora, más que nunca, necesitamos reforzar nuestras defensas, las de niños y mayores. Así que recuerda que muchas de las plantas que adornan el jardín, la terraza o el interior de la casa además de alegrarnos la vista también pueden ser un remedio eficaz y completamente natural para cuidar nuestra salud… sin necesidad de pasar por el herbolario.

Tienes a tu alcance un montón de plantas, muy fáciles de cultivar y de mantener, que te van a ayudar a prevenir y curar todo tipo de enfermedades, dolencias y afecciones: la manzanilla, la menta, la lavanda, el jengibre, el ginseng o la melisa son muy eficaces para estimular el sistema inmunológico, revitalizar nuestra energía, ayudar a relajarnos, aliviar los efectos de la tos y los resfriados o mantener a raya las bacterias y los virus. Te lo contamos con todo detalle en este post.

 

Un trabajo en familia: cuida el jardín con tus hijos

Nada como estas vacaciones forzosas para cuidar el jardín en familia. Tus hijos no tendrán tiempo para aburrirse y no estarán todo el día delante de la pantalla. Como hemos visto, la primavera viene con un montón de tareas para arreglar y cuidar las plantas; y muchas de ellas son perfectas para iniciar a tus hijos en la afición a la jardinería. Además de asegurarte unos valiosos ayudantes, es una actividad en familia que puede ser muy divertida para ellos, aparte de didáctica y saludable.

Tus hijos te pueden ayudar a trasplantar flores y plantas, arrancar las malas hierbas, a regar y limpiar o a sembrar las hortalizas de primavera en tu pequeño huerto. Estarán felices de sentirse protagonistas, de aprender tantas cosas de forma tan divertida y de compartir un buen rato contigo. Para la tele ya tendrán tiempo.

 

Con estas tareas de primavera tienes trabajo de sobra para no aburrirte en casa, pero en las próximas semanas te iremos dando más ideas desde Jardineamos. Lo importante es que seamos responsables y nos quedemos en casa hasta nueva orden; si todos cumplimos nuestra parte, esta situación se acabará antes. Así que, cuídate mucho y, sobre todo, #quedateencasa.

0/5 (0 Reviews)

Sé el primero en comentar

¿Tienes algún comentario?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*