El frío, un atractivo más en tu jardín

Cada estación del año es única y maravillosa, algo que la Naturaleza ha puesto ante nosotros para disfrutar con plenitud. Siempre te decimos esta verdad: “el invierno es la primavera de la primavera”. Digamos que mientras permaneces en tu jardín aterido de frío y contemplando un espectáculo aparentemente vacío y durmiente, ahí dentro, dentro de los tejidos y células de las plantas se está cociendo una nueva explosión, que va a suceder muy pronto, en un par de meses… o que ya está sucediendo, porque si observas las bulbosas naturalizadas, narcisos, nazarenos, crocus…, comprobarás que ya están emergiendo los pequeños ápices verdes que darán paso a esas flores maravillosas, de terciopelo, de principios de primavera… o finales de invierno. Así que no te sientas solo, no pienses que los miembros vegetales de tu jardín “no están”, porque “están”, y dispuestos a sorprenderte gratamente una temporada más. Sólo espera…

Salva a los “despistados”

Si encuentras una maravilla animal como este tritón jaspeado (Triturus marmoratus) en los alrededores de tu estanque o incluso en la piscina, que sepas que es un “despistado” que ya debería haber iniciado el reposo invernal. Adora permanecer en los alrededores del agua y su coloración verdusca y sus lunares le distinguen del resto de tritones. Cógelo con cuidado y deposítalo en una zona de barro, siempre cerca del agua… del estanque, no de la clorada piscina.

frío. Triturus marmoratus
Triturus marmoratus

Las palmeras, mejor atadas

Este consejo es recomendable sobre todo para las representantes de la familia Palmáceas tierra adentro. En las costas españolas, sólo es preciso mantener atadas las palmeras en los primeros tiempos desde su plantación, para favorecer su arraigo perfecto. Pero en clima duro, más vale atar las frondas de las palmeras o sufren mucho y pierden estética (aunque no mueran) cada invierno, amarilleando sus hojas sin remedio a causa del frío.

frío. datilera canaria (Phoenix canariensis)
Datilera canaria (Phoenix canariensis)

El estanque sin temor al hielo

Las bajas temperaturas no causan destrozos significativos a los habitantes del estanque, ni plantas (si están bien escogidas), ni animales (que vienen y van a sus anchas y saben protegerse). El problema puede acarrearlo el hielo, que al aumentar su tamaño podría agrietar las paredes verticales (si las hubiera, cosa poco recomendable). Echa algunos troncos y tablones al agua, para que pueda dilatar libremente.

Siempre que puedas, chimenea

Sí, todos sabemos que encender la chimenea produce humo incómodo, pone oscuros los cristales, ennegrece las paredes, entraña cierto peligro… Pero es la solución más ecológica para calentar tu casa en invierno. La leña favorece el mantenimiento de los bosques y reduce el efecto invernadero. Por otra parte, lucha contra la actividad industrial de los combustibles fósiles. Sin contar con la calidez y confort de una buena lumbre, entrañable…

Alíate con las bayas y tendrás color ahora

Este precioso arbusto de la foto es un bambú sagrado (Nandina domestica). Desde luego no es autóctono, sino procedente de Asia oriental, pero funciona perfectamente en nuestros jardines… y los de todo el mundo. Su mayor atractivo a la vista está: esas bayas rojo brillante, por cierto muy tóxicas, que llenan de color los macizos de cualquier decoración. Utilizarlo es alegrar el ambiente, incluso con los fríos más intensos.

frío. Nandina domestica
Nandina doméstica
0/5 (0 Reviews)

Sé el primero en comentar

¿Tienes algún comentario?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*