Convierte tu terraza en el mejor regalo del Día de la Madre

Esta primavera está siendo un poco especial, sin poder salir de casa, sin poder viajar, sin poder reunirte con tus familiares. Pero sigue siendo primavera. Y eso siempre nos anima, porque con la primavera llega el sol, el buen tiempo, la explosión de la naturaleza, el renacer de las flores que todo lo inundan de color, belleza y alegría. Y con la primavera llega también el día más especial para mamá. La ocasión ideal para darle las gracias por hacernos la vida más feliz y para demostrarle cuánto la queremos. ¿Cómo? Con muchos besos, un desayuno especial, regalos hechos con todo cariño… y compartiendo con ella su plan favorito: redecorar la terraza, su pequeño jardín urbano.

Ya que no podemos salir a la naturaleza, disfrutemos juntos cuidando la naturaleza en casa. Aquí te damos un montón de ideas creativas para convertir tu terraza en tu oasis particular. ¡Feliz Día de la Madre! ¡Feliz primavera!

La terraza: un paraíso para vivirlo

Con la llegada del buen tiempo, las temperaturas suaves y el sol (esa vitamina D que tanto necesitamos) el rincón de la casa que más te apetece disfrutar es la terraza ¿verdad, mamá? Ese pequeño –o no tan pequeño- espacio en medio de la ciudad es tu paraíso para desconectar, leer, descansar, celebrar, hacer deporte, practicar la jardinería o simplemente respirar primavera. Por eso es importante que se convierta en un rincón cómodo y armónico donde apetezca estar, un pequeño jardín que no cueste cuidar y, sobre todo, que esté diseñado a tu gusto. Sólo necesitas un poco de imaginación, mucho cariño y la ayuda de tus hijos. Es tu Día. ¡Aprovéchate!

 

Ideas para aprovechar el espacio en tu terraza

Lo primero que tienes que tener en cuenta es cómo puedes aprovechar al máximo ese espacio limitado que es tu terraza. Qué posibilidades de decoración te ofrece, sin que te resulte demasiado recargado. Ahí tienes que echar mano de la creatividad. Por ejemplo, utilizar las paredes para dejar crecer plantas trepadoras o enredaderas; una sencilla estructura de madera es suficiente para que les sirva de guía; o la propia barandilla de la terraza. Puedes también construir una pequeña pérgola, que además te dará una refrescante sombra cuando crezcan tus enredaderas.

Otra idea es colocar los maceteros unos sobre otros, colgados en las paredes, para crear un decorativo jardín vertical; o hacerlo sobre una estructura metálica o de palés, o una escalera; también puedes colgar algunas macetas –u otros elementos ornamentales- del techo, así dejas más espacio libre en el suelo.

Para decorar la superficie de la terraza puedes jugar con piedras y madera, que combinan maravillosamente, crear tus propias jardineras o utilizar el bambú como un perfecto aliado para cubrir los laterales o la barandilla. Incluso una vieja estantería se puede transformar en una jardinera vertical de lo más vintage. Lo importante es echarle imaginación y buen gusto.

Un pequeño gimnasio para mamá… y para toda la familia

Estar en casa no significa dejar de mantenerse en forma. La terraza es el mejor espacio para hacer deporte “al aire libre”. La puedes habilitar fácilmente para diferentes disciplinas. Desde la bicicleta estática o elíptica para tus sesiones de spinning; tu rincón de yoga o pilates simplemente colocando una esterilla en el suelo; un saco colgado del techo para darle al fit boxing; o incluso para tu clase de zumba, oléfit o body pump, que puedes seguir a través del ipad. Prueba a hacer tu sesión de gimnasia en compañía de tus hijos, verás cómo se lo pasan.

 

El rincón más chill out de la casa

Para montarte un agradable rincón de relax en tu terraza, solo necesitas cojines en abundancia o un par de buenos pufs y una mesita baja. Combina colores y estilos, para darle más alegría. Y elige una zona de la terraza que tenga bonitas plantas, así te sentirás en plena naturaleza. Y si quieres darle un toque zen, una barrita de incienso te ayudará a crear ambiente de meditación. Será el lugar perfecto para leer, escuchar música, tomar el sol (hay que recuperar la vitamina D) o simplemente desconectar del mundanal ruido con una taza de té. El merecido descanso de mamá, después de una jornada de teletrabajo, deberes escolares y tareas hogareñas.

Sala de reuniones… comidas y juegos

La terraza es también el lugar ideal para todo tipo de reuniones familiares. Aprovechar el buen tiempo y la luz del sol como excusa perfecta para tomar el aperitivo o almorzar en familia, para los momentos de tertulia con los niños –o la vídeo llamada con las amigas-, para recuperar los juegos de mesa que tanto nos divertían, para hacer las manualidades con los pequeños de la casa, echar una mano a los sanitarios haciendo batas o mascarillas caseras… o para celebrar el Día de la Madre con una cena romántica –sin niños- a la luz de las velas o de las guirnaldas de luces, que crean un ambiente muy especial.

Por supuesto, si tu terraza no es muy amplia lo más práctico es utilizar mobiliario plegable –sillas y mesas- que puedas retirar cómodamente cuando no las utilices. Hay que evitar el exceso de elementos para que este espacio multiusos no quede muy agobiante y recargado.

 

Las mejores flores para el Día de la Madre

No nos olvidamos de lo más importante para el Día de la Madre… y para tu terraza. Aquí te recomendamos algunas flores y plantas que son perfectas para dar esplendor a tu rincón favorito de la casa esta primavera.

La lavanda te regalará uno de los perfumes más deliciosos de la naturaleza, es también un regalo para la vista y necesita poco más que sol, un sustrato ácido y poda en otoño. El jazmín es una frondosa trepadora y una promesa de belleza y frescura para tus paredes; apenas requiere buena luz (pero nunca el sol directamente) y proteger sus raíces de las heladas. Otras bellísimas trepadoras son la buganvilla (su floración es espectacular), la madreselva o la glicinia. Si tu terraza está orientada al norte, la begonia es tu mejor opción, ya que no resiste bien el exceso de calor; tiene una flor preciosa, llena de colores y matices, y necesita riego abundante.

Las gramíneas ornamentales son perfectas para ambientes monocromáticos de estilo minimalista. Combinan perfectamente con la hiedra y otras plantas tapizantes, con el geranio y con especies aromáticas como el romero, el tomillo, la lavanda, la albahaca, el orégano… Estas aromáticas, además de proporcionarte perfumes intensos y muy agradables, darán también un toque de sabor en tus recetas; la primavera es el momento perfecto para plantarlas. También los árboles de pequeño porte son una buena opción, dependiendo del tamaño de tu terraza: olivos, naranjos y limoneros, granados, pinos, cipreses, laureles o adelfas son el complemento perfecto para tus plantas y flores.

Y el mejor regalo para mamá

Las plantas y flores son las protagonistas absolutas de tu terraza. Las que dan sentido a tu pequeño oasis de naturaleza en medio de la ciudad. Las que llenan de color, belleza y aromas ese rincón tan especial de tu casa. Aprovecha estos días para cuidarlas con tus hijos, como te recomendábamos en este anterior post de Jardineamos. Además de ayudarte en la decoración también te pueden ayudar en estas tareas: trasplantar flores y plantas, arrancar las malas hierbas, a regar y limpiar o a sembrar las hortalizas de primavera si tienes un pequeño huerto vertical. Estarán felices de sentirse protagonistas, de aprender tantas cosas de forma tan divertida y de compartir un buen rato con mamá. Ese será tu mejor regalo, mamá. ¡Seguro!

0/5 (0 Reviews)

Sé el primero en comentar

¿Tienes algún comentario?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*