Cómo hacer una bonita y original lámpara de ramas

Dale un toque campestre y luminoso a tu salón o a tu dormitorio con una lámpara de ramas hecha por ti. En este post te vamos a enseñar lo fácil que es transformar una sencilla lámpara de vidrio en una original pieza de decoración para dar un ambiente acogedor a tu hogar. Y, de paso, puedes dar una nueva vida a esa vieja lámpara que tenías olvidada o que te habías cansado de ver. Simplemente utilizando ramas de tu jardín, un poco de tiempo y tu habilidad como as del bricolaje. Una actividad perfecta también para que te ayuden tus hijos pequeños.

 

Material necesario para hacer tu lámpara de ramas

Lo más importante, la base. Una lámpara de vidrio de superficie lisa, como la que te mostramos en la imagen, es perfecta para crear esta original lámpara de ramas.

Por supuesto, necesitarás ramas de diverso grosor y longitud.

Además, pintura de pared blanca y gris, una brocha, una cuchilla o cutter, papel de lija de grano 120, un par de correas de unos 2 cm de grosor y un aplicador de pegamento termofusible.

Y una sierra pequeña para cortar ramas. Para hacerlo todo más fácil, te recomendamos la mini sierra de jardín inalámbrica GTA 26 de STIHL.

 

Antes de empezar, un consejo de protección

Utiliza siempre gafas protectoras y guantes de trabajo cuando utilices la mini sierra y sigue las instrucciones de seguridad del manual de la herramienta. Tu protección es lo primero.

 

Tu lámpara de ramas paso a paso

1. Para empezar, corta las diferentes ramas a medida, guiándote por la altura de la lámpara. Para que la rama no se mueva al cortarla, fíjala bien a una mesa o banco de trabajo con una abrazadera de carpintería. Usa ambas manos con la mini sierra de jardín, para mayor precisión y seguridad, y corta las ramas en distintas longitudes. No te olvides de fijar en la mesa cada una de las ramas cuando vayas a cortarla.

 

2. Si quieres dar un efecto fascinante a las ramas, raspa ligeramente la superficie con la mini sierra. Para hacerlo, guía la herramienta suavemente y con cuidado sobre la corteza de la rama. Otra opción es quitar parcialmente la corteza con el cutter, principalmente en los extremos de las ramas, ya que la corteza a menudo se deshilacha por esa parte.

 

3. El siguiente paso es pintar las ramas con pintura de pared gris. Para conseguir un secado uniforme, puedes colocar las ramas pintadas sobre otra rama.

Consejo: Tú mismo puedes crear fácilmente el tono de gris deseado mezclando pintura de blanca y negra.

 

4. Cuando la pintura gris se haya secado, aplica una segunda capa de pintura blanca. Para darle un efecto especial a la pintura, puedes lijar ligeramente las ramas de forma que asomen parcialmente el gris y la textura de madera.

 

5. Una vez pintadas y secas las ramas, pégalas a las correas con un aplicador de pegamento termofusible y luego pega las correas a la lámpara de vidrio.

En este último paso, puedes llenar los huecos que hayan quedado con ramas más delgadas.

 

¡Y ya la tienes! Fácil, ¿verdad? Ahora, solo te queda elegir el afortunado rincón que vas a iluminar con esta bonita y original lámpara de ramas hecha por ti.

0/5 (0 Reviews)

Sé el primero en comentar

¿Tienes algún comentario?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*