5 espectaculares jardines y 5 nuevas tendencias para inspirarte

Con la explosión de la primavera lo que más apetece es disfrutar del jardín, vivirlo y también cuidarlo. Y, por qué no, renovarlo. Probar nuevas opciones de decoración, nuevos estilos y tendencias, nuevas formas de recrearlo. Porque tu jardín –o tu terraza o tu patio- tiene infinitas posibilidades y no viene mal explorar algunas ideas novedosas de vez en cuando. ¿No son tiempos estos para reinventarse? Pues también puede ser un momento perfecto para reinventar tu jardín, aunque sea un poquito. Y para inspirarte y darte algunas buenas ideas, te traemos 5 de los más espectaculares jardines del mundo y las 5 tendencias más novedosas y más cool en jardinería y paisajismo. Mejor inspiración, imposible.

 

5 jardines espectaculares e inspiradores

Jardines de Butchart, en Vancouver (Canadá)

Creado en 1904 por Jennie Butchart, es un jardín de 22 hectáreas rebosante de color y belleza, que parece sacado del mismísimo País de las Maravillas. Un hermoso arcoíris formado por trescientas especies diferentes de rosas, además de tulipanes, narcisos, jacintos, begonias, calceolarias, dalias, peonias, amapolas, salvias y hortensias que están ahora en su momento de máximo esplendor. Tiene también un jardín hundido y escalonado de arces, helechos y geranios. ¿Te imaginas ese crisol de colores en tu jardín esta primavera?


Jardín Claude Monet, en Giverny (Francia)

Es el jardín original de la casa-taller del pintor impresionista, a unos 75 kilómetros de París, y fuente de inspiración de muchas de sus obras más emblemáticas durante los 30 años que vivió allí. Tiene un pequeño prado atravesado por un arroyo, además de numerosos árboles y una gran variedad de flores, que le dan vida y color. El jardín se divide en dos espacios bien diferenciados: Le Clos Normand, que se encuentra delante de la casa, es un jardín rico en perspectivas, en simetrías y en colores y donde abundan flores como margaritas, amapolas, capuchinas o malvarrosas; la alameda central está recubierta de arcos sobre los que crecen los rosales trepadores. Al otro lado de la carretera se encuentra el Jardín de Agua, inspirado en los jardines japoneses; sauces llorones, un bosquecillo de bambú, el famoso puente japonés cubierto por las glicinias, y por supuesto el maravilloso estanque cubierto de nenúfares, son un verdadero placer para los ojos.

Jardines de Keukenhof, en Lisse (Holanda)

El Keukenhof (“Jardín de la cocina”, en neerlandés) es el parque floral más grande y más conocido del mundo, un extenso espacio de más de 32 hectáreas que es una verdadera explosión de color y uno de los lugares más bellos del país de las flores por excelencia. En sus jardines se plantan más de 7 millones de bulbos florales cada año, una fantástica colección de tulipanes, dalias, jacintos, narcisos, orquídeas, rosas, claveles, lirios, azucenas y muchas otras flores. Un espectáculo de colores y aromas que cuenta además con bellos lagos, antiguos molinos, fuentes y paseos por inmensas avenidas. Puro arte inspirado por los mejores paisajistas de la época.

Jardín Botánico Tropical de Nong Nooch, en Chon Buri (Tailandia)

Además de ser uno de los jardines más bellos del mundo es sin duda uno de los más completos. Una joya ambiental de 272 hectáreas que alberga más de 15.800 plantas nativas de la zona y de todo el país y también representativas de los cinco continentes. Miles de especies ornamentales, flores y plantas tropicales, así como cientos de especies en riesgo de extinción, en diversos jardines y zonas con estilo propio: Jardín italiano (el primero construido por su fundadora), Jardín francés (al estilo clásico del s XVIII), Parque de los cactus (conservación de suculentas), Jardín europeo (flores y árboles del Mediterráneo), Jardín de plantas autóctonas (especializado en la conservación de plantas nativas provenientes de todo el mundo), Palmetum (zona de palmeras tropicales), Parque de las piedras, Parque del bonsái, Jardín de las orquídeas…  Una bellísima y extraordinaria plantación ecológica destinada a la preservación de plantas nativas de Tailandia y de todo el mundo.

Jardín Vertical de Caixaforum, en Madrid (España)

Hoy en día los jardines verticales se encuentran en todos los rincones del planeta. Bellos, y sorprendentes, lanzan un mensaje inequívoco: reivindicar ciudades más verdes, más limpias, con más protagonismo de la naturaleza y la estética. También en casas particulares y terrazas, ¿por qué no? Algunos de los más espectaculares son el Bosco Verticale (Milán), el Hotel Gaia B3 (Bogotá), el museo Quai Branly (París) o el One Central Park (Sidney). En España podemos presumir de tener uno no menos impresionante, el Jardín vertical de CaixaForum Madrid, que fue el primero que se instaló en nuestro país y el de mayor superficie continua del mundo. Un espectacular tapiz vegetal de 460 m2, diseñado por el botánico francés Patric Blanc (que es quien inventó esta técnica), cubierto por más de 15.000 plantas autóctonas y foráneas asentadas sobre una manta húmeda que, siguiendo el axioma de su creador, no necesitan tierra, solo agua, minerales y luz.

 

5 nuevas tendencias para renovar tu jardín

Estas son algunas de las propuestas más novedosas en paisajismo y diseño de jardines. Aprovéchalas para tu jardín o terraza.

1. Formas geométricas

Ya no están tan de moda las líneas curvas e irregulares o el paisaje asilvestrados, más inspirado en la imperfección de la naturaleza. Ahora prima la regularidad en los elementos ornamentales y en la distribución de espacios; por ejemplo, enlosados de piedra o tarimas rectangulares y cuadradas; y también a la hora de distribuir las plantas o recortar los setos (formas piramidales, redondeadas y otras de inspiración geométrica).

2. Madera ecológica

La madera siempre ha sido un elemento protagonista en el jardín y la terraza, ya sea en escaleras de traviesas, muros, jardineras o tarimas. La novedad es el origen de la madera, sustituyendo las de origen exótico o tropical (que generan problemas de deforestación) por maderas de origen ecológico, autóctonas (pino o abeto) o termotratadas (no usa productos químicos). En definitiva, maderas que cuiden el medio ambiente además de adornar nuestro jardín.

3. Espacios iluminados

Con la llegada del buen tiempo, lo que más apetece es alargar el disfrute del jardín hasta bien entrada la noche. Y nada mejor que una iluminación que además de funcional sea decorativa. Un toque mágico en el ambiente por la noche, y un toque estético durante el día. Las últimas tendencias pasan por las lámparas de suspensión de inspiración industrial, globos decorativos en el suelo, guirnaldas de luces de colores, lámparas de pie en fibras vegetales, lámparas solares y ecológicas… sin olvidar las velas de todos los tamaños, formas y aromas.

4. Xerojardinería

Es otra alternativa ecológica que también marca tendencia. En estos tiempos de sostenibilidad y ahorro de recursos, la clave para mantener tu jardín con el mínimo riego es emplear plantas autóctonas, perfectamente adaptadas al clima, y plantas xerofíticas, como el cactus, el aloe vera o el ágave, que tienen una extraordinaria resistencia a la sequía.

5. Jardines naturalizados

Un paso más allá de la xerojardinería es plantear un jardín completamente naturalizado, en el que la naturaleza cobra protagonismo con praderas asilvestradas, gramíneas, plantas autóctonas y otros elementos; jardines sostenibles y mejor adaptados a la falta de agua y espacio en las ciudades, y que además  están bonitos todo el año, no solo en primavera. Un retorno a la naturaleza en estos tiempos de mayor sensibilidad medioambiental. Eso sí, la idea es que en esta naturalidad también haya un orden, una idea de diseño, una búsqueda de belleza y estética.

 

Pues nada. Esperamos que este post te haya servido de inspiración para coger nuevas ideas y disfrutar un poco más de tu jardín esta primavera.

 

 

 

 

 

 

0/5 (0 Reviews)

Sé el primero en comentar

¿Tienes algún comentario?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*